Nanotecnología antiviral para smartphones

Existen muchos nanomateriales que muestran propiedades antivirales. Ya existen varias superficies que utilizan tecnologías antivirales basadas en nanotecnología. Uno de los productos más recientes sacados al mercado es el recubrimiento Nanoshield de Nanoveu, en Australia. El revestimiento se puede usar en pantallas táctiles y todo tipo de pantallas, incluidas las que se usan en tablets y smartphones.

Las superficies antivirales se están volviendo cada vez más importantes, particularmente en este momento actual, cuando se producen más brotes virales como el Covid-19 y SARS.

Los nanomateriales brindan una oportunidad para evitar que los virus se propaguen entre nuestros dispositivos electrónicos. Un nanomaterial que sea antiviral nos protege de la infección desde nuestro propio dispositivo.

Los recubrimientos antivirales de Nanoveu utilizan nanopartículas a base de cobre como material antiviral activo, y ofrecen de forma no invasiva y discreta protección al usuario ante una gran variedad de microbios. Desde hace tiempo se sabe que el cobre es un excelente agente antiviral y antimicrobiano y se ha utilizado en su forma masiva para proteger contra los microbios desde la década de 1900 (como E-coli, influenza y, más recientemente, MRSA).

Esto ha llevado a los científicos a probar las nanopartículas de cobre (junto con otras formas de nanopartículas de otros agentes antimicrobianos como la plata) como material antiviral para superficies significativamente más pequeñas.

En lugar de usar cobre puro, es posible usar aleaciones de cobre. Las aleaciones de cobre y nanomateriales tienen excelentes propiedades antimicrobianas si la concentración de cobre dentro de la aleación es superior al 62%. Esto es algo que ha sido certificado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, que ha declarado que las superficies de aleación de cobre matan más del 99.9% de las bacterias Gram-negativas y Gram-positivas.

En parte este es el enfoque empleado por Nanoveu al crear su recubrimiento antiviral de nanotecnología. El recubrimiento en sí está compuesto por una superficie de polímero especialmente diseñada que tiene nanopartículas de aleación de óxido de cobre incrustadas y dispersas dentro de ella. Las propiedades antivirales del recubrimiento en sí funcionan cuando las nanopartículas de óxido de cobre reaccionan con el oxígeno. Esta reacción redox activa las moléculas de oxígeno, haciendo que se rompan en especies radicales que se recombinan para producir moléculas de ozono (O 3 ).

El átomo de oxígeno extra en las moléculas de ozono actúan entonces como una molécula carroñadora que mata cualquier bacteria y virus cerca de la superficie. Debido a que el ozono tiene un ciclo de vida relativamente corto, las moléculas de ozono regresan rápidamente a los átomos de oxígeno y no permanecen en la atmósfera local. La tecnología ha demostrado que puede erradicar las bacterias y los virus en 5 minutos, en comparación con las 96 horas, que es el tiempo que las bacterias y los virus pueden sobrevivir en las superficies de vidrio, que normalmente se encuentran en los teléfonos inteligentes.

Los recubrimientos de cobre Nanoshield ahora se están utilizando en laboratorios independientes en los Estados Unidos y Singapur para probar contra el coronavirus humano OC43, un virus que comparte el mismo género que la cepa de coronavirus SARS-CoV-2 responsable de la enfermedad COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *